miércoles, 13 de junio de 2007

"El samán es sagrado". H.Ch


"Nadie tumbe un samán. Más bien sembremos sus semillas, hagamos viveros con semillas de samanes. El samán es sagrado", dijo el Presidente Hugo Chávez Frías. Y no es la primera vez que nuestro máximo lider habla en pro de la conservación del ambiente, de la ecología. El mismo instituyó la Misión Arbol, cuyos proyectos de siembra de grandes árboles constituyen los pilares de la creación de dicha misión.

La Misión Arbol, insta a las comunidades educativas, a los centros comunales, a todo el público en general a que colaboren en la recolección y entrega de semillas de varias especies de árboles como la ceiba, los samanes, jabillos, entre otros. Para este fin dispone de centros de acopio de las semillas como el Jardín Botánico, por ejemplo, a donde el público en general tiene la oportunidad de colaborar llevando aquellas semillas que pudo recolectar. Esta iniciativa es especialmente interesante para nuestros niños, que aprenderán, con nuestro ejemplo, a cultivar y a conservar para futuras generaciones las especies que caracterizan nuestra zona geográfica.

Hay otras formas de colaborar con la Misión Arbol y es participando al Ministerio del Ambiente o a las respectivas alcaldías, informaciones acerca del estado y condiciones de los árboles y plantas de los parques y plazas de las urbanizaciones, barrios, de la vialidad, aquellos que forman parte de los Monumentos Naturales, etc.

Todos podemos hacer algo. Amigo revolucionario, observa los árboles a tu alrededor. Si los notas débiles, si notas parásitas (esas matas que parecen estopas verde-gris) adosadas a sus cortezas, si les hace falta que los poden, o cualquier otra irregularidad, puedes notificarlo a la Alcaldía del Municipio Libertador, por ejemplo.

Es importante que todos tomemos conciencia sobre la importancia de la función de los árboles sobre la tierra. Sin ellos, sencillamente, no habría oxígeno en la atmósfera del planeta, cada uno de ellos produce la cantidad necesaria de O2 para que respiren 8 seres humanos. ¿Qué tal? Hay que ser bruto para tumbar un árbol. Y malo, y ecocida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!