miércoles, 10 de octubre de 2007

Cadena perpetua para un sacerdote católico por siete asesinatos cometidos durante la dictadura argentina

Cadena perpetua para un sacerdote católico por siete asesinatos cometidos durante la dictadura argentina · ELPAIS.com

En una sentencia histórica, al ser la primera vez en que un miembro de la jerarquía católica es condenado por los crímenes de la dictadura militar argentina (1976-1983), un tribunal de La Plata ha sentenciado al sacerdote Christian Von Wernich a cadena perpetua por el asesinato de siete personas y la tortura de otras 30, además de 42 casos de secuestro.

Von Wernich era capellán de la temida policía bonaerense y, según ha quedado demostrado en el juicio, utilizaba su condición de sacerdote para sonsacar información a sus víctimas.

Durante tres meses un centenar de testigos han relatado como Von Wernich les visitaba en los centros de detención clandestino donde se encontraban y trataba de convencerlos para que "revelaran lo que sabían" a sus torturadores. Los testimonios han revelado cómo el sacerdote respondía a las peticiones de ayuda de los presos con frases como "tu vida depende de Dios y de que colabores". Bromeaba amenazante con las torturas mediante electricidad -"cuidado con la máquina" solía decir-, o justificaba el secuestro de niños con el aberrante argumento de que "los hijos tienen que pagar las culpas de sus padres". Vestido con alzacuellos y protegido por un chaleco antibalas el ex capellán de 'la Bonaerense' ha escuchado durante todo este tiempo impasible unos testimonios que en ocasiones levantaban exclamaciones entre el público durante el juicio.

Por su parte, la Iglesia Católica de Argentina ha expresado su conmoción por la participación de un sacerdote en "delitos gravísimos". "Creemos que los pasos que la justicia da en el esclarecimiento de estos hechos deben servir para renovar los esfuerzos de todos los ciudadanos en el camino de la reconciliación y son un llamamiento a alejarnos, tanto de la impunidad como del odio o el rencor", según ha expresado el presidente del Episcopado, el cardenal Jorge Bergoglio, en un comunicado.

Sin embargo, en ese comunicado de la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, los obispos ha reiterado que "si algún miembro de la Iglesia hubiera avalado con su recomendación o complicidad algunos de estos hechos de represión, habría actuado bajo su responsabilidad personal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!