domingo, 25 de noviembre de 2007

Iris Varela exige suspensión del programa "Café con Azócar"


Lea la noticia

La diputada tachirense a la Asamblea Nacional María Iris Varela advirtió con ejecutar acciones para sacar del espectro radioeléctrico a la Televisora Regional del Táchira si la planta televisiva mantiene al aire el programa "Café con Azócar", conducido por el periodista Gustavo Azócar Alcalá. El aviso lo hizo la parlamentaria a las puertas del canal tachirense durante una concentración en su apoyo.

"Es una exigencia que me permito hacerle a los directivos de la Televisora Regional del Táchira. Saquen del aire ese programa porque eso causa daño a la moral, a la familia y a la dignidad del pueblo tachirense y de Venezuela. Hago esta exigencia y si no lo hacen los directivos de la televisora, moveré cielo y tierra para que a la televisora les quiten la concesión", dijo Varela.

A la amenaza de la diputada siguió la respuesta de quienes le acompañaban

"Así, así, así es que se gobierna".

Quienes le antecedieron, representantes femeninas de organismos gubernamentales, indicaron además que ejercerán acciones legales contra el periodista Azócar y Conatel. Incluso se organizarán para plantear el caso ante la Organización de Estados Americanos.

El pasado martes 20 de noviembre, a través de las cámaras del TRT se transmitió en vivo el altercado registrado entre la diputada Varela y el periodista Azócar. La parlamentaria justificó su actitud violenta por el libro Historias negras de los próceres rojos. La comandante fosforito, escrito por Azócar Alcalá y publicado hace cinco meses en el que se relata la vida de María Iris Varela.

"Yo no soy violenta, compatriotas, yo lo que soy es una madre herida que como cualquiera defendería a sus hijos en cualquier terreno", dijo Varela también comparó su actitud con un pasaje de la Biblia.

"Nadie me puede pedir que aquí en este caso yo asuma lo que nos dijo nuestro Señor de poner la otra mejilla, yo estoy haciendo lo que hizo nuestro Señor cuando echó a los mercaderes del templo a latigazos". Cuantificó las agresiones hechas al comunicador y dijo que solo le había dado "cuatro coscorrones, tres bofetadas y un puñetazo" a lo que los manifestantes gritaron a coro "muy poquito".

Varela dijo que aunque aseguró que no iba a ejercer acciones legales contra el periodista ahora si las haría.

A diferencia del planteamiento de Varela, una representación del Consejo Legislativo del Táchira (mayoría chavista) entregó un acuerdo del parlamento regional en el que solicitan la revisión de la programación del canal.

Jacobo Feldman, directivo de TRT reiteró el mensaje que ese canal regional emitió inmediatamente después del altercado.

"Este martes 20 de noviembre de 2007, en horas de la mañana, en los estudios de TRT, Televisora del Táchira, durante la transición de los programas de producción nacional independiente, La esquina caliente y Café con Azócar, ocurrió un lamentable incidente que nada aporta a la convivencia de las ideas.

TRT defiende por igual los derechos fundamentales a la intimidad, privacidad y a la integridad física, por eso condena los hechos que se generaron en ese contexto.

TRT, en aras del cumplimiento de su misión y de compromiso con su audiencia, es un espacio para expresar y dirimir civilizadamente diferencias, anteponiendo el respeto a la persona y su dignidad, a cualquier situación de violencia.

TRT siempre ha procurado y procurará mantener una programación informativa y de opinión plural, abierta a todas las corrientes en un clima de tolerancia y convivencia pacífica.

TRT, en el marco de sus 18 años, en todo momento continuará fiel a su misión: expresar el ser y el sentir tachirense".

Luego de la manifestación, el canal hizo un programa de media hora para que Varela ejerciera su derecho a réplica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!