miércoles, 26 de diciembre de 2007

¿Cuáles son las bajezas de Uribe y del Ejército Colombiano?

El ejército de Colombia penetró con apoyo de la fuerza aérea colombiana a la inspección de Peñas Coloradas, iniciando fuego masivo contra la zona montañosa del otro lado del río Caguán. Los combates sucesivos originaron el desplazamiento, con es casas pertenencias, de mas de 1200 de sus pobladores, quienes empezaron por ello a ser acusados de colaborar con la guerrilla y de perturbar el orden público.

Los enfrentamientos se a gravaron por la llegada de aviones y helicópteros que ametrallaban y bombardeaban el caserío y los alrededores. El mismo procedimiento se aplicó en los caseríos de Santa Fe y Remolinos, donde se disparó también contra viviendas, produciendo los consiguientes desplazamientos los bombardeos y ametrallamientos se extendieron a las veredas las Animas, Animas altas, caño perdido, Cristales, Cumarales, Danto, la Playa , Muelona, Venado, Villar.

Tanto el ejército como la infantería de marina han obligado a civiles a transportarlos en embarcaciones de su propiedad, usándolos como escudos humanos en diferentes enfrentamientos en el río. Las detenciones arbitrarias a campesinos son frecuentes, bien sea cuando llegan de compras a los caseríos, cuando se transportan por el río en motor es decir de línea o de propiedad personal, o cuando sus viviendas son asaltadas de sorpresa por la tropa.

Los detenidos son sometidos a humillantes tratos verbales, torturas, golpizas, amenazas, detenciones por uno o varios días, siempre bajo la acusación de ser guerrilleros, bandoleros, narcotraficante, terroristas, familiares o cómplices de los mismos.


Varios de ellos han sido trasladados en helicóptero hasta diversas bases militares o la misma ciudad de Florencia, donde finalmente se los libera con toda clase de amenazas. Las puertas de las viviendas campesinas o de los comercios de los caseríos o la zona rural que se encuentran vacías son violadas, y su interior objeto de robos de dinero, remesas, mercancías, prendas y utensilios, de comisos, destrucción de enseres, pesquisas y expropiación de fotografías familiares por parte de las tropas. El ganado y los animales domésticos son hurtados.

El mismo procedimiento se ha aplicado en viviendas ocupadas, cuyos habitantes son ultrajados y detenidos. Varias denuncias sindican a una patrulla de la Brigada Móvil número 22, al mando de un Mayor Peña. En las escuelas públicas ocupadas por la tropa durante la jornada escolar, se ha humillado, amenazado y maltratado a los maestros delante de sus alumnos. A todos los detenidos les toman fotos, huellas digitales y pese a los mencionados abusos les hacen firmar un documento donde consta que han recibido buen trato y no han sido violentados en sus derechos.

Con tal de recuperar la libertad, los campesinos aterrorizados firman lo que les dicen. A todos les ofrecen dinero a cambio de trabajar como informantes. Los militares pintan graffitis en las paredes de las viviendas que dicen: “Somos las AUC y llegamos para quedarnos”, y también amenazan con “los paramilitares que vienen detrás de ellos a degollarlos”.

Estado Mayor Bloque Sur


Diciembre, 2 de 2004
Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!