miércoles, 12 de diciembre de 2007

La CIA desprestigia a Washington en todo el mundo!

Londres, 9 de diciembre. Abogados de un etíope con estatus de residente en Gran Bretaña, detenido en la base militar estadunidense de Guantánamo, identificaron fotografías que prueban que su cliente fue torturado y solicitaron al gobierno británico que interceda ante el de Estados Unidos para evitar que las evidencias sean destruidas.

Los abogados se apresuraron a presentar la solicitud ante el ministro de Relaciones Exteriores, David Milibandw, luego que esta semana se supo que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) ha destruido grabaciones que evidenciaban abusos y torturas de agentes estadunidenses contra dos presuntos miembros de la red Al Qaeda, que esta semana ha conmocionado a la opinión pública de Estados Unidos.

La evidencia fotográfica descubierta por los abogados británicos será vital para la defensa de Binyam Mohammed, de 27 años, a quien el ejército estadunidense le niega su liberación y pretende levantarle cargos por “terrorismo” ante un panel militar.

Clive Stafford-Smith, el abogado que encabeza la representación de Mohammed, aseguró que también conoce la identidad de los agentes que asistieron al interrogatorio en el que su cliente fue torturado y golpeado.

Mohammed nació en Etiopía pero obtuvo permiso para residir en Gran Bretaña después de buscar asilo en 1994. Siete años después viajó a Pakistán y Afganistán donde, según las autoridades estadunidenses, fue capacitado en el manejo de armas y explosivos. En 2002 fue detenido por agentes migratorios paquistaníes y después fue enviado a Marruecos, donde permaneció 18 meses preso y sometido a torturas por elementos de seguridad marroquíes, que además le cercenaron el pene.

Las revelaciones sobre las torturas contra presuntos militantes de organizaciones antiestadunidenses alcanzaron hoy a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien según un reporte del diario The Washington Post, supo de las acciones con otros legisladores.

La información a los congresistas fue entregada por la CIA un año después de los atentados de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington.

Funcionarios que pidieron el anonimato dijeron al Post que los legisladores reaccionaron “positivamente” al conocer de las técnicas violentas para interrogar a los detenidos, incluida la simulación de ahogamiento, que ahora condenan los representantes.

Los legisladores, que esta semana anunciaron el inicio de una investigación sobre la destrucción de las grabaciones que prueban la tortura contra los detenidos en Guantánamo, dijeron que las acciones de la CIA van a desprestigiar a Estados Unidos en el mundo.

“Habrá escepticismo en todo el mundo sobre cómo tratamos a los prisioneros, si practicamos la tortura o no”, declaró el senador John McCain a la cadena Fox.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!