domingo, 23 de diciembre de 2007

La CIA oculta videos de torturas a sospechosos

Washington, 22 de diciembre. Los dos presidentes de un panel que investigó los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington aseguraron que hay indicios de que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) ocultó intencionalmente grabaciones sobre presuntas torturas a sospechosos de terrorismo para dificultar su trabajo.

Las declaraciones de Lee Hamilton y Thomas Kean al diario The New York Times se producen tras revelaciones en semanas recientes acerca de que la CIA destruyó cientos de videos en los que se observaba la plicación de “técnicas de interrogatorio endurecidas”, como sumergir la cabeza de los sospechosos en agua hasta el borde del ahogamiento.

Las revelaciones provocaron investigaciones del Departamento de Justicia, el Congreso y la CIA.

El ex director ejecutivo del panel, Philip Zelikow, preparó un memorando de siete páginas que confirma que el grupo pidió todos los documentos relacionados con los interrogatorios a sospechosos de terrorismo y que la CIA les aseguró que había entregado todo lo solicitado.

Hamilton dijo al Times que ahora parece que la CIA “obstruyó claramente” las pesquisas de la comisión. Por su parte, Kean dijo que entregará el informe de Zelikow a investigadores federales y del Congreso que indagan la destrucción de las cintas.

Por su parte, el juez estadunidense Henry Kennedy decidió aplazar su veredicto respecto del pedido de prisioneros en la base naval de Guantánamo, Cuba, en el contexto de la investigación sobre la destrucción de los videos.

Kennedy condujo una audiencia el viernes para determinar si la CIA violó su orden de 2005 de conservar cualquier posible prueba de maltrato a detenidos.

El juez expresó que considerará la demanda, pero no dijo cuándo emitirá un dictamen al respecto.

Por otro lado, fiscales estadunidenses de los tribunales de Guantánamo presentaron cargos contra un ciudadano saudita y lo acusaron de planear ataques terroristas, incluido un atentado explosivo contra buques frente a la costa de Yemen, informaron funcionarios gubernamentales.

Según los fiscales, Ahmed Mohammed Ahmed Haza Darbi se entrenó en campos de Al Qaeda en Afganistán y ayudó a movilizar dinero, mediante instituciones financieras, que más tarde fue usado en ataques terroristas.

Los cargos deben ser aprobados por funcionarios del Pentágono antes que pueda seguir el juicio contra Darbi, quien es cuñado de uno de los secuestradores de los aviones que fueron utilizados en los ataques terroristas del 11 de septiembre, aseguraron militares.

A su vez, Bélgica liberó este sábado a 14 supuestos militantes islámicos, quienes fueron detenidos porque según la policía organizaron un complot para rescatar de la cárcel a un presunto miembro de Al Qaeda.

A todo esto, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) tiene un proyecto por mil millones de dólares para construir la mayor base de datos biométricos computarizada del mundo, con el fin de dar al gobierno de Estados Unidos más formas para identificar personas dentro y fuera del país, informó el Washington Post.

La FBI, principal brazo de investigación del Departamento de Justicia, ya comenzó a recopilar imágenes digitales de caras, huellas digitales y patrones de palmas en sus sistemas, reportó el periódico.

En enero, la agencia –que se centra en violaciones a leyes federales, espionaje de extranjeros y actividades terroristas– espera entregar un contrato por 10 años para ampliar la cantidad y tipo de información biométrica que recibe, sostuvo el diario.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!