viernes, 18 de enero de 2008

AN aprobó proyecto para conferir estatus políticos a las FARC y el ELN



La gestión del presidente de la República, Hugo Chávez Frías, en el canje humanitario en Colombia, fue una de las más cortas y efectivas, además con un resultado feliz que terminó con la liberación de dos rehenes, Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo. Tal apreciación la hizo el diputado ante la Asamblea Nacional (AN) Saúl Ortega, durante un derecho de palabra que solicitó en la sesión parlamentaria para proponer un acuerdo de respaldo a la propuesta del jefe de Estado venezolano, relacionada con solicitar al Gobierno de Colombia y a otros del mundo retirar la calificación de terroristas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Ejército de Liberación Nacional (ELN); además de que sean declarados como grupos insurgentes y beligerantes.

El parlamentario dijo que opinadores de oficio del país buscan tergiversar la verdad sobre la participación de Chávez como mediador en este canje humanitario. "Esta intervención la está haciendo el Presidente por solicitud de la senadora colombiana Piedad Córdoba, situación que el mandatario colombiano aceptó", refirió.Recordó también que las pruebas de vida que le solicitaron a una de las partes, en este caso, a las FARC, fue uno de tres elementos positivos en este canje. "El gobierno colombiano interceptó estas pruebas e inclusive detuvo a las personas que las llevaban", manifestó. Añadió que los otros dos elementos están relacionados con la entrega de Clara Rojas y de la ex congresista Consuelo González de Perdomo por parte de las Farc, así como la propuesta de una fórmula de negociación para el canje humanitario y la apertura del proceso de paz.

Ortega manifestó que la suspensión del papel de mediador del presidente Chávez por parte de su homólogo colombiano, Álvaro Uribe Vélez, fue producto de las presiones ejercidas por el Gobierno de Estados Unidos sobre Colombia y su administración. Por su parte, la diputada Iris Varela denunció que en documentos desclasificados por la Agencia de Defensa e Inteligencia de Estados Unidos, en mayo de 2004, se revelaba que Álvaro Uribe colaboró con el cartel de Medellín, desde altos cargos en el gobierno.

"Allí también se evidenciaba, cuando todavía a Álvaro Uribe no lo había adoptado el imperio norteamericano, que el mandatario del país vecino era amigo personal de Pablo Escobar Gaviria", manifestó. En el documento de respaldo al presidente Chávez la Asamblea Nacional acordó, además, rechazar las listas unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos, en su carácter de imperialista; y de otros países colonialistas que califican de terroristas a los movimientos de liberación y a los Estados no subordinados a la dominación.

De igual manera, se acordó acompañar al pueblo colombiano en su aspiración a que el canje humanitario sea el inicio de futuros acuerdos que regularicen la guerra, además se establezca la confianza entre las partes y puedan llegar a compromisos de una paz positiva.
Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!