martes, 1 de enero de 2008

La fuerza de la inteligencia

"Esta semana me reuní con un diplomático que quiso discutir conmigo entre otras cosas la estimación de inteligencia de Estados Unidos que determinó que Irán había detenido su programa nuclear militar encubierto en el 2003. El diplomático me dijo “al oído” que todo eso formaba parte de un juego de poder entre la Inteligencia de Estados Unidos y el gobierno de Bush. La inteligencia de Estados Unidos está al tanto de que el período presidencial de Bush está llegando a su fin y que éste podría querer “atacar a Irán”.

El diplomático estimó que la inteligencia norteamericana simplemente está “formulando un plan alternativo”, busca evadir responsabilidades y teme cometer errores, tal como lo hizo cuando aparentemente bajo gran presión política, decidió que el régimen de Sadam Husein poseía armas de destrucción masiva.

Debo admitir que tal explicación suena lógica. Quienquiera que lea el cuadernillo de la CIA y “Juego limpio” de Valerie Plame que fue recientemente publicado en Estados Unidos, puede entender un poco más las presiones políticas constantes que el Gobierno de Bush ha puesto sobre los informes de la CIA en función de probar que Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva. La agencia, bajo la dirección de George Tenet cedió ante las presiones en aquel entonces, y satisfizo la demanda. Los resultados son conocidos.

¿Es posible que la inteligencia estadounidense ordenara tomar pasos preventivos, anticipándose a que el gobierno ejerciera nuevamente su presión, con la esperanza de neutralizar por adelantado la posibilidad de un ataque a Irán, al que percibe como un error? Por supuesto que sí. Y lo más grave de todo, además de tomar un paso preventivo para evitarse problemas, es el hecho de que suministraron estimaciones de inteligencia falsas y que desorientan.

Ellos simplemente exageraron sus estimaciones respecto al otro lado y negaron totalmente las opiniones que más temen. La información de inteligencia rudimentaria, en cualquier agencia de inteligencia, es en muchas instancias de doble significado. El fracaso en su comprensión en profundidad puede llevar rápidamente a un significado de doble filo, y lo que fortalece a esas estimaciones son las declaraciones formuladas por un funcionario de la inteligencia británica al periódico The Sunday Telegraph, respecto a que las agencias de inteligencia de Estados Unidos estaban tan determinadas a evitar que el Presidente George Bush lanzara un ataque militar contra Irán como cuando tuvo lugar el ataque de Estados Unidos contra Irak, que fueron incapaces de entender de manera fiel la foto completa.

Altos funcionarios de la inteligencia británica estiman que los iraníes tuvieron éxito en engañar a la Agencia Central de Inteligencia respecto a su programa nuclear y que “plantaron” información fabricada, la cual fue tomada por Estados Unidos. La CIA, así, mordió el anzuelo.

El giro sorpresivo que dio la estimación de inteligencia nacional estadounidense, planteó varias preguntas entre los Congresistas en el Capitolio, tanto demócratas como republicanos, quienes pidieron respuestas. La palabra final respecto al reporte todavía no ha sido dicha. Israel está chequeando toda la información que posee y transferirá a Washington información adicional que contradice a los reportes de la inteligencia de aquel país. Mientras tanto, Irán celebra y el Presidente Mahmud Ahmadineyad anunció en un discurso de la victoria que el reporte de Estados Unidos es un gran triunfo para la Revolución Islámica.

Confiar en estimaciones de inteligencia ha sido y siempre será un asunto complicado. Es mucho más preferible confiar en hechos y no en estimaciones. La historia moderna está plagada de errores causados por confiar en estimaciones de inteligencia, desde el ataque japonés a Peral Harbour, pasando por la Guerra de Iom Kipur y hasta la invasión de Estados Unidos a Irak. Si es así, ¿en qué deberíamos confiar?

Simplemente, prestemos atención a los hechos: 1. El Presidente de Irán, Ahmadineyad, ha llamado abierta y constantemente a la destrucción de Israel. ¿Es posible que esas declaraciones hayan sido formuladas sin base alguna?

2. Irán, mediante la inversión de grandes sumas de dinero, ha creado misiles de larga distancia con un alcance de 2.500 kilómetros. Luego de tantos esfuerzos, ¿tienen por finalidad armarlos sólo con cabezas convencionales?

3. Irán está produciendo material necesario para fabricar bombas atómicas. Rápidamente el reporte de inteligencia de Estados Unidos declara que Irán ha detenido el desarrollo de armas nucleares, pero al mismo tiempo afirma que Irán continúa avanzando en su programa de enriquecimiento de uranio. Como se sabe, el principal elemento necesario para la fabricación de la bomba atómica es el uranio enriquecido.

4. La distancia entre la producción de material y la activación de una bomba atómica es muy corta, y el proceso es simple por demás.

5. Irán tiene vastos yacimientos de petróleo. ¿Por qué precisa justo ahora enriquecer uranio?

6. Israel tiene material de inteligencia clasificado que muestra que Irán ha dado nuevos pasos hacia la consecución de capacidades nucleares. ¿Cómo sale uno de la trampa? Aquellos que han complicado las cosas son los miembros de la Inteligencia de Estados Unidos y sólo ellos pueden deshacer el entuerto.

Israel debe transferir a Estados Unidos la información de inteligencia que posee, que prueba que Irán tiene intenciones de alcanzar armas atómicas. Al mismo tiempo, los amigos de Israel en el Capitolio debieran demandar de la inteligencia de Estados Unidos explicaciones respecto a todos los puntos que he mencionado con anterioridad. Una vez que las agencias de inteligencia de Estados Unidos tengan que brindar respuestas al informe que presentaron, serán forzados a retractarse de una vez y para siempre de sus planteos respecto a que Irán ha cesado en sus ambiciones nucleares.

Israel debe enfocarse en plantear las dudas y apelar los planteos del informe de la inteligencia de Estados Unidos. Una vez que las principales grietas aparezcan en dicho informe, el resto será mucho más fácil. Uno no debe dejar de intentarlo. Yoni Ben Menahem Director de Radio Israel
Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!