sábado, 8 de marzo de 2008

El disco duro de "Reyes"


Buenísima la computadora del comandante “Raúl Reyes”. Resiste los bombardeos y los tiroteos. Tiene el disco más duro en la historia de los discos duros de matar. Este maravilloso artefacto nos ayuda a conocer datos que ni siquiera sospechaban los servicios de inteligencia de nuestras gloriosas Fuerzas Armadas, pues nuestros aguerridos militares apagan los radares por las noches, pues el derecho al descanso y al sueño ya es de todos.

Las FARC, que son colombianísimas, empiezan a trabajar justo el ratito en que los Héroes de Tarqui apagan el radar y envían mensajes hasta justo antes de que los pastuzos del norte terminen el desayuno y prendan el radar. Gracias a estos mensajes tan bien almacenados en el disco duro de “Reyes” nos hemos enterado que el ministro Fernando Bustamante es agente de la CIA.

Eso ya me parecía, pues detrás de esas cejas tan de Bustamante no podía haber otra cosa que unos lazos extraños con el imperio. Ya que el ministro Bustamante es de la CIA, le llamaremos “Ferdinand”, nombre que refleja mejor sus orígenes de sociólogo y profesor universitario agringado y pelucón.

También conocimos que Juan Sebastián Roldán, desde ahora “el tira”, es agente de la DEA. Eso sí lo sospechábamos, pues siempre se escucharon rumores que el joven e inteligente asesor es zanahorio y que ni en Salamanca dejó los libros por los porros.

El disco duro de “Reyes” nos dejó saber que “Juan”, como se le conoce al revolucionario ministro Gustavo Larrea, prometió de todo a las FARC. Les aseguró que pondría mandos militares en la frontera que no solo apaguen el radar por las noches sino también durante todo el día. “Juan” también saludó a “Reyes” de parte del “comandante Correa”, como le decía “Alvarito, el pitoniso”, que ya sabía desde hace rato que a nuestro líder socialista le simpatizaba el disco duro de “Reyes”.

Pero lo que no se entiende bien es por qué se le llama “Juan” a Gustavo. Para empezar, su look maquiavélico va mejor con eso de ser Gustavo que con llamarse como cantante colombiano de salsa. A lo mejor la inteligencia revolucionaria descubrió que “Juan” fue su nombre clandestino en el MIR, pero dudo, pues le quedan mejor Vladimiro o Montesinos. Por lo que a nombre de la verdad pido que se le cambie el nombre de “Juan”.

Dicen que el disco duro de “Reyes” no pudo guardar más información sobre los alfaristas bolivarianos. Que con tanto apoyo de Hugo Chávez, desde ahora Bolívar-Fidel, se le llenó la memoria. Que ya no pudo recordar más datos, pues las cifras y sobre todo las citas de los discursos de Bolívar-Fidel llenaron todo su espacio y casi hicieron que estalle el artefacto. Que tanta incoherencia bolivariana fue suficiente como para volverle loco al disco duro de la computadora de “Reyes”.

Esto sustenta la verdad de la tesis ecuatoriana tan bien expuesta por nuestros líderes. Todo lo que dice el disco duro de “Reyes” es mentira. El Juan Sebastián Roldán no es zanahorio sino que fumón. “Ferdinando” Bustamante no es de la CIA sino que de la KGB. Se confundieron con Vladimiro que no es ningún “Juan”.

Por Carlos de la Torre
cdelatorre@hoy.com.ec
Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!