jueves, 27 de marzo de 2008

"En Colombia se consolidó una derecha que cree en la guerra"


El Presidente de Colombia de 1994 a 1998, Ernesto Samper cree que el gobierno de Alvaro Uribe cometió una flagrante violación territorial al bombardear territorio de Ecuador para acabar con la vida del número dos de las FARC, Raúl Reyes, el 1ø de marzo. De paso por Buenos Aires para participar del Seminario Unión Europea- América Latina, organizado por la Universidad Nacional de Tres de Febrero, Samper dijo en una entrevista con Clarín que en su país hay un proyecto de derecha que cree más en la guerra que en una salida política al conflicto.

-¿Cuál es su análisis del bombardeo en Ecuador, que terminó con la muerte de Raúl Reyes?

-Fue claramante una violación territorial, que generó una explicable reacción del gobierno ecuatoriano. En ese sentido no hay ninguna discusión posible, independientemente de las razones que haya esgrimido el presidente Alvaro Uribe.

-Una de las razones que esgrimió Colombia fue que Reyes operaba libremente en Ecuador.

-En ese punto hay que entender lo que dijo Colombia, aunque no debe servir como justificativo: el estado colombiano tiene derecho a exigir que sus países vecinos no sean santuarios de organizaciones armadas, sean guerrilleras, paramilitares o narcotraficantes.

-¿Pero no tiene la sensación de que Uribe cree que el fin justifica los medios?

-De alguna manera, esa fue la justificación que dio el presidente Uribe. De todas maneras, este era un operativo que se hizo porque, según el gobierno, Reyes operaba libremente en Ecuador desde hacía bastante tiempo.

-¿Ud. como presidente hubiera bombardeado Ecuador sólo para matar a Reyes?

-No, no lo hubiera hecho. Yo le hubiera dado prioridad a otras cuestiones como el respeto a la soberanía territorial, la no intervención en asuntos internos de otros estados, es decir los capítulos más importantes del derecho internacional.

-¿Cómo afecta la muerte de Reyes un posible acuerdo humanitario o, incluso, la liberación unilateral de nuevos rehenes?

-Lo demora, porque Reyes era el punto de contacto para estas liberaciones unilaterales. Además, de alguna forma, aunque las FARC han reiterado su voluntad de intentar un acuerdo humanitario, también reiteran el pedido del despeje militar de Pradera y Florida, que Uribe no acepta.

-¿No cree que en Colombia y en el propio gobierno hay sectores que no quieren un acuerdo humanitario y que apuestan por la guerra total?

-En Colombia se ha consolidado en los últimos 5 años un proyecto de derecha, que se manifiesta en actitudes como negar el conflicto armado. En confundir hacer un acuerdo humanitario con debilidad frente al enemigo, sin pensar en la vida de los secuestrados y justificar la violación de derechos humanos en algunos casos. Esto es así, pese a que la política de seguridad democrática de Uribe ha sido en algunos planos exitosa y por eso cuenta con el aval de la mayoría de la población. Pero esta situación nos ha llevado a una polarización entre los que creemos que hay que buscar una salida política y los que quieren profundizar la guerra para acabar con las FARC.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!