martes, 6 de mayo de 2008

¿EL MOVIMIENTO DE MASAS SE MANTIENE ESTANCADO O HA AVANZADO?


En los días previos al 11A, el movimiento obrero apenas estaba dando unos primeros pasos para romper sindicalmente con la burocracia Adeca - copeyana y de sectores de izquierda. El movimiento obrero acelera su proceso de ruptura con la burocracia sindical de derecha es a partir de la derrota del lock out patronal del 2d.

Para el momento del golpe de estado el movimiento popular (vecinal) estaba más avanzado que el movimiento obrero, incluso era el eje de las movilizaciones de defensa al proceso revolucionario. Es a partir del 11A cuando el proceso de organización se acelera, viviendo en los días subsiguientes al rescate de Chávez, momento interesantes de autoorganización con los llamados Círculos Bolivarianos.

Hoy día, la CTV es un cadáver insepulto. Ha perdido toda su fuerza en empleados públicos y en todo el movimiento obrero industrial de todas las ramas. En petróleo, su fuerza ha oscilado, pero hay una clara disminución de su fuerza. En SIDOR la fuerza que en un momento se presentó como alternativa a los adecos, como lo fue La Causa R, ya no tiene presencia importante. Incluso sectores que se desprendieron de esta corriente, siguen sufriendo un importante proceso de desgaste.

A nivel campesino, hoy existen varias organizaciones que han desplazado totalmente a las fuerzas de la derecha Adeca copeyana y que responden a varias tendencias políticas que se reclaman bolivarianas. El apoyo al gobierno es total.

A nivel popular, el proceso de organización ha sido más acelerado y rico. Hoy la organización predominante son los Consejos Comunales, a los cuales se les ha dado un importante impulso, sobre todo con los llamados bancos comunales a través de los cuales el gobierno invierte recursos para obras en las comunidades.

En términos generales el movimiento obrero y popular hoy está mucho mas organizado que en el año 2002. Aunque en su seno han aparecido corrientes con prácticas burocráticas, no se puede decir que ya existe una o varias corrientes burocráticas con el poder de controlar al movimiento de masas. No se pueden comparar con la fuerza de la burocracia adeca de los años 60, 70 ni 80. Nos atrevemos a decir que los elementos burocráticos que existen, y son numerosos, son muy débiles tanto políticamente como socialmente.

Esta debilidad es producto de la creciente fortaleza del movimiento obrero y popular. Las masas explotadas y oprimidas siguen en creciente movilización y toma de conciencia. Lo sucedido en el congreso del PSUV donde se aprobaron una declaración de principios y un programa que contradice planteamientos defendidos por el propio Chávez; un congreso donde se eligió una dirección nacional que relegó a buena parte de los más cuestionados dirigentes bolivarianos y un PSUV donde diversos sectores se adelantaron a apoyar a los sidoristas en su conflicto, cuando un ministro, un gobernador y más de un alto funcionario estaban cuadrados con la multinacional ítalo argentina, son indicativos de que hoy el nivel de conciencia y combatividad de las masas está más elevado que en aquellos días del 11A de 2002.

El Topo Obrero
6 de Mayo de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!