sábado, 23 de agosto de 2008

Atentado en Ituango: No fueron las FARC

Vale la pena analizar tanto los hechos como la versión oficial-mediática del criminal atentado que con una bomba se registró el pasado jueves 14 de agosto de 2008 en la plaza principal del municipio antioqueño de Ituango, y analizar las espeluznantes incoherencias dentro del marco de Terrorismo de Estado; recordando que la práctica de "atentados-montaje-militaro-mediático" se ha comprobado ser una estrategia de guerra del Estado, que implica víctimas y el accionar bélico militar y mediático.

Esta es la versión mediático-privada, en la que de entrada se culpa a las FARC del atentado.



Piedad Córdoba explica de que manera el gobierno colombiano, mediante el ejército, paramilitares o el sicariato común, realiza autoatentados para desprestigiar a las FARC.



Sin embargo, los medios dieron parte del siniestro resaltando la presunción falsa de que había sido perpetrado por las FARC.

1. El atentado buscaba matar a la mayor cantidad de gente posible. Esto lo podemos asegurar dadas algunas condiciones reales como fueron la hora, el sitio y el evento que se desarrollaba (un espectáculo musical) cuando explotó el artefacto.
En cuanto a lo anterior, podríamos señalar algo sencillo no solo respecto al efecto que un acto tal causa en la opinión de la población sino además respecto al modus operandi.

Semejante ataque no ayudaría precisamente a que las FARC motivaran la solidaridad de una comunidad que por la ubicación geográfica es vecina de uno de sus Frentes de Operación. Esto es un detalle importante dadas las actuales dificultades de avituallamiento que tienen las FARC y dado que, según lo afirmaron varios oficiales del ejército colombiano y el propio presidente Uribe, los lugareños de Ituango coordinaron con el grupo insurgente las exitosas marchas de protesta que hace algunas semanas se realizaron contra las aspersiones aéreas en la región. Esto da indicios ciertos, que más adelante retomaremos, sobre el origen del atentado. Por lo pronto y mirando el lado inverso del asunto: ¿cómo queda la disposición de esos lugareños para colaborar con el gobierno o, al menos, para no resistirse tanto a los planes locales de este?

Veamos esta explosión ocurrida en Antioquia, hoy 23 de agosto del 2008, donde sin pruebas acusan a un guerrillero de ls FARC de detonar un explosivo de alto poder en una heladería ubicada al frente de la Alcaldía y Estación de Policía del pueblo de San Rafael. Como verán el parque policial quedó intacto. ¿Es esto propio de las FARC?



En el caso anterior y en el de Ituango:

2. La explosión NO afectó el comando de Policía ni afectó tampoco Instalación Oficial alguna. Podemos mencionar simplemente que los típicos bombazos ejecutados por los milicianos farianos buscan golpear instalaciones oficiales, o puentes estratégicos, o infraestructuras de alguna importancia para el sector financiero, pero ocurren normalmente a altas horas de la madrugada para disminuir el riesgo de ocasionar victimas inocentes.

3. El sospechoso detenido, sindicado del brutal crimen, fue presentado a los medios con la cara cubierta con un trapo (al parecer, una camisa). ¿Desde cuándo a los militares les interesa proteger la identidad de un guerrillero capturado? De hecho, cada que pueden, los exhiben como trofeos de guerra.

4. Desde el primer instante se acusó a las FARC de ser quienes ordenaron y ejecutaron el criminal atentado. ¿Cómo lo “supieron” tan pronto? Ciertamente, como ya lo dijimos, no coinciden ni el 'modus operandi' ni el objetivo atacado.

En este punto podemos recordar entonces dos brutales atentados-bomba ocurridos en la ciudad de Medellín pocos años atrás: uno en el Parque Lleras y el otro en el Centro Comercial El Tesoro. ¿Qué se dijo, de inmediáto, en ese entonces?..."¡Fueron las FARC!". Ese fue el estribillo mediático.

Pero resultó que AMBOS crimenes fueron confesados por Diego Fernando Murillo (alias 'Don Berna') en una de sus audiencias de versión libre. O por lo menos anunció dicha confesión. Frente a esto último los coros oficiales y periodisticos no aparecieron por ningún lado. Asi que en el imaginario colectivo de los colombianos cuya opinión es fabricada por los medios... aún siguen siendo responsables las FARC.

Ni qué decir de la bomba en el Club EL Nogal de Bogotá cuya autoria fue igualmente confesada por alias Don Diego.

Respecto a esos tres ataques: ¿Cómo trataron, los militares colombianos, de sostener el señalamiento-calumnia contra las FARC? Pues se inventaron un argumento que aquí citamos pero cuya credibilidad no merece siquiera una línea de análisis, de la perfidia que contiene:

"Alianzas temporales entre Paramilitares y Farc". …Y esto lo dijeron los militares colombianos… o sea los padres del paramilitarismo.

5. La Policía Antioquia dice que el atentado fue "una Venganza de las FARC por la erradicación manual de los cultivos de coca que hacen los pobladores de la región protegidos por la Policía Nacional y el Ejército"...

¿Qué? ... Cómo así, Señores Generales: ¿No acaban acaso ustedes de decirle al país, hace unas cuantas semanas, que las FARC coordinaron las protestas contra las aspersiones aéreas? Además recordemos que la erradicación manual de cultivos fue siempre reclamada por las FARC, más interesadas por unos cultivos de pan coger y soberanía alimentaria; mientras que el Estado, que concibe Colombia como una bodega de riquezas sin habitantes, ha implementado, con los estadounidenses el fatal “Plan Colombia” de aspersiones con glifosato (recordemos que en el Cagúan las FARC y la población, a través de las Audiencias, siempre reclamaron la substitución manual, e incluso presentaron un proyecto piloto en Cartagena del Chairá, pero la visibilidad de las Audiencias sobre cultivos ilícitos VS soberanía alimentaria fue saboteada en ese entonces por el Estado gracias a otro montaje-atentado prefabricado desde el estado, el del “Collar Bomba”

Cabe recordar que las protestas populares de hace unas semanas contra las aspersiones tuvieron éxito. Es decir, el gobierno TUVO que cambiar la fumigación por la erradicación manual. La sensatez nos obliga a pensar. Qué sentido puede tener el hecho de que ante este real y significativo triunfo de la población, y de las FARC - según la oficialidad colombiana, la manera en que las mismas FARC lo celebren sea... ¿matando a quienes ayudaron en esta pequeña victoria?
¡Por favor!... Y ese "¡Por favor!" no va dirigido, obviamente, a las FARC. Ni siquiera a los obtusos generalitos. Va dirigido a quienes hayan creído semejante cuento. Cuento que se llevó de por medio la vida de varias personas y el relativo sosiego de una población.

6. La principal "evidencia" que respecto a la autoría del atentado mencionan los oficiales de la Policía y del Ejército, y el gobierno colombiano, son "unas interceptaciones radiofónicas en que las FARC celebran el hecho"..
Así que hay una Inteligencia Militar tan efectiva en su trabajo que logra INTERCEPTAR la celebración de un ataque DESPUÉS de realizado pero NO consigue siquiera interceptar la ORDEN de EJECUCIÓN, ni ninguna otra cosa, ANTES del mismo... ¡Qué curioso!... Aunque no lo es tanto. De hecho, es algo bastante tipico en las "evidencias" normalmente presentadas por la Inteligencia Militar Colombiana.

Inteligencia Militar que, dicho sea de paso, está en capacidad de ejecutar algo como la famosa Operación Jaque en la que SIMULARON una Operación Humanitaria para encubrir un golpe militar. Entonces ¿Qué tan dificil les resultaria SIMULAR una simple "comunicación radiofónica"?

6. El Secretario de Gobierno Departamental de Antioquia reportó un "hostigamiento a bala" contra la ambulancia que trasportaba hacia Medellín a una pequeña niña que había resultado herida durante la explosión. Anunció, además, una demanda internacional contra las FARC por "ataque a la misión médica"…

Es decir: ¿les dispararon pero NO les dieron? ...¡Convenientemente raro!
Podemos añadir simplemente que los fusiles guerrilleros podrán ser poco efectivos a la hora de enfrentarse a Satélites, Misiles, Bombas Aéreas y Aviones Espías... pero... ¿Qué tan difícil seria para ellos, si asi lo hubiesen querido, impactar un vehículo que es grande, blanco, con luces fijas y con coloridas sirenas destellantes, en medio de la oscuridad de una carretera que no ofrece protección alguna?
Podemos tener la certeza de que los alzados en armas seguramente no han perdido la tremenda PUNTERIA que han demostrado a lo largo del conflicto.

Repetimos: ¿les dispararon pero NO les dieron? ... Conveniente sí, pero ¿Para quién?

No resulta descabellado pensar que el ataque a la ambulancia fue una vulgar simulación hecha por el Ejército Colombiano con fines tales como aumentar el impacto mediático del atentado y, de paso, el odio que los familiares de las victimas y el público en general puedan sentir contra los pretendidos culpables.
¿O acaso nuestros generales serian incapaces de hacer semejante cosa? Más aún cuando esto, y aquí va el 'detalle' principal, da combustible a una más de las típicas denuncias que contra las FARC hacen diferentes instancias del Estado Colombiano ante Tribunales internacionales.
No obstante, cabe recordar que desde el pasado 2 de julio y a causa de que en la famosa Operación Jaque el Ejército Colombiano utilizó los logotipos de la Cruz Roja Internacional para propinarle un golpe a las FARC, pues resulta que cualquier guerrillero fariano podría considerar dichos logos y todos los que se le parezcan como parte del camuflaje usado por el enemigo.... ¿Cómo decirle que no lo haga? Lo más pérfido de este proceder sistemático del estado, de querer tapar su crímenes con cortinas de humo, basadas en auto-atentados y fabricados militaro-mediáticos se revela otra vez más aquí: Con esto de la anunciada demanda internacional contra las FARC por "ataque a la misión médica", buscaran tapar el abuso hecho por el estado de los logos de la Cruz Roja, buscarán crear una cortina de humo con este nuevo y macabro invento… ¿caeremos en eso?
Finalmente, concluimos que lo afirmado inicialmente de que NO FUERON LAS FARC nos lleva de inmediato a la pregunta cuya respuesta, de lo obvia, no cabe siquiera mencionarla: ¿Entonces quienes fueron? .
Terminamos recordando lo peligroso que resulta para todos los colombianos y las colombianas de las distintas condiciones económicas, sociales y culturales, esa candorosa credibilidad y esa sumisa e inocente complicidad con que distribuyen las versiones oficiales de cada brutal crimen de estado.
Si ese tipo de trucos les funciona... los seguirán implementando...
Este empleo macabro de los atentados fabricados en aras de basar los montajes mediáticos es algo común en el Estado colombiano... En este video pueden ver la denuncia de Piedad Córdoba acerca de los auto-atentados de Uribe para desprestigiar a las FARC y para darse más notoriedad: terribles como el de Barranquilla, confesado sin embargo por el director del DAS... que anda impune... Son atentados con muertos reales… para basar toda la manipulación...

http://www.youtube.com/watch?v=Wpj-dxxK3gc&feature=related

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!