sábado, 15 de noviembre de 2008

Medios de difusión masivos, nueva religión que aliena y deshumaniza

Los medios de difusión masivos son la nueva religión del siglo XXI, porque generan “alienación y un ambiente propicio de deshumanización”, expresó este viernes el escritor e investigador de Bolivia, Hugo Moldiz.

Entrevistado por la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), el comunicador dijo que con esta modalidad, el poder mediático busca tergiversar la realidad “a partir de una serie de ritos, cuyo objetivo principal es rendirle culto a la circulación del capital”.

Moldiz participa en la Conferencia Internacional “Revolución e Intervención en América Latina” que se realiza hasta este sábado 15 de noviembre en Caracas, donde expondrá en el foro “Pueblos en lucha contra el terrorismo mediático” que se lleva a cabo en el Teatro Teresa Carreño.

Al comentar la situación en Bolivia, el escritor explicó que los medios privados “jugaron un papel de legitimación de la violencia verbal y física, perpetrada por grupos paramilitares contra ciudadanos de a pie y contra movimientos indígenas y campesinos”.

Vea a continuación el video que corrobora la masacre perpetrada por los paramilitares derechistas en Pando:



Entre los mecanismos implementados por los grupos de poder mediáticos, Moldiz detalló que trataron de “construir una imagen colectiva de derrota, o por lo menos de una victoria pírrica del presidente Evo Morales antes del referéndum revocatorio”, realizado el pasado 10 de agosto.

“Ciertamente no fueron autocríticos cuando más de los dos tercios de la población apoyó la gestión del mandatario. La propia realidad terminó por negar los hechos que habían construido durante varios meses los medios de comunicación”, remarcó.

Cuando se produjo la masacre en el departamento de Pando, en septiembre de este año, encabezada por grupos de derecha que asesinaron campesinos y campesinas, los medios de difusión masivos “presentaron como enfrentamiento lo que ya no queda duda, y lo corroboró la investigación de la Unión de Naciones del Sur (Unasur) y diversos observadores, fue una masacre”.

Moldiz afirmó que si durante este hecho no existía “una reacción del pueblo boliviano, hubiera sido, al igual que en abril de 2002 en Venezuela, el principio de un golpe cívico prefectural (sic) como lo calificó el gobierno contra el presidente Morales”.

Otro video para ver con nuestros propios ojos la verdad que los medios privados se negaron a difundir:



El escritor también señaló que si no fuera por el rol jugado por los medios alternativos en su país, los “medios de comunicación privados habrían tenido el camino perfectamente allanado” para imponer sus matrices de opinión.

Los sectores que impulsan la prensa comunitaria “están jugando un papel importantísimo para dar la otra versión, para informar sobre lo que realmente está sucediendo en Bolivia, aunque pienso que hay varias tareas pendientes de los medios estatales y alternativos, que tienen que ver con hacer un mejor uso y abuso de las nuevas tecnologías”, remarcó Moldiz.

Entre los desafíos para los medios alternativos, el escritor boliviano enumeró la importancia de la estética, el contenido y la formación de los comunicadores.

“Se ha avanzado mucho mirando hacia el pasado, pero se ha avanzado poco mirando hacia el futuro. No estoy diciendo que nos preocupemos o nos pongamos a llorar, lo que estoy diciendo es que hay mucho por hacer, sobre todo considerando el proceso histórico por el que está pasando América latina”, resaltó Moldiz.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!