viernes, 7 de noviembre de 2008

Piden la renuncia del presidente de Colombia



El ex senador colombiano Luis Eladio Pérez, quien permaneció durante siete años en poder de las FARC, afirmó hoy que el presidente Alvaro Uribe Vélez debe renunciar por su responsabilidad en la ejecución de civiles a manos del Ejército.

En diálogo Pérez dijo que Uribe Vélez, en su calidad de comandante supremo de las Fuerzas Armadas colombianas, tiene que responder por las ejecuciones extrajudiciales de jóvenes, que luego fueron reportados como dados de baja en supuestos combates.

El escándalo por las desapariciones se conoció hace un mes, cuando medios colombianos reportaron que al menos 11 jóvenes de un barrio pobre del sur de Bogotá habían sido engañados con ofertas de trabajo y posteriormente fueron reportados como muertos en combate.

Los cadáveres fueron encontrados en fosas comunes en el noroeste de Colombia, luego que habían sido presentados por las tropas como irregulares dados de baja en combate, con el fin de recibir dinero y distinciones por su supuesto "éxito" en la lucha contrainsurgente.

A consecuencia del escándalo fueron llamados a retiro 27 militares, entre ellos tres generales, cuatro coroneles y siete tenientes coroneles, en tanto que el comandante del Ejército, general Mario Montoya, presentó su renuncia al cargo.

El el siguiente video podrán apreciar las denuncias y declaraciones dadas en contra de Mario Montoya, el Jefe del Ejército colombiano.



"El primero que debería renunciar es el presidente Uribe, porque es el comandante supremo de las Fuerzas Militares de acuerdo con la Constitución", subrayó Pérez, liberado en febrero pasado por las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ex legislador, quien visita la capital chilena para presentar su libro "Siete años secuestrado por las FARC" en la Feria Internacional del Libro de Santiago, afirmó que en este caso "tienen que asumirse responsabilidades políticas".

"No puede ser, parece inverosímil pensar que las Fuerzas Armadas hayan llegado a tal grado de degradación, de que para conseguir unos ascensos militares tengan que presentar cadáveres", abundó.

Pérez enfatizó que el escándalo "me parece de una gravedad absoluta, sobre todo porque se hizo con la complacencia del gobierno, porque está contemplado en instructivos del gobierno nacional".

"Lo más grave es que el Ejército de Colombia se convierta en un ejército mercenario, que recibe dádivas por resultados", concluyó el ex rehén de las FARC, la principal y más antigua guerrilla de Latinoamérica.

(Con información de Notimex/MVC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!