martes, 2 de diciembre de 2008

Rusia y Venezuela inician maniobras navales conjuntas en alta mar


Buques venezolanos y rusos están realizando desde este lunes al amanecer unas maniobras navales en alta mar, en aguas del Caribe venezolano, en las que participan más de 2.000 soldados con la intención de fortalecer el intercambio militar entre ambos países.

Estos ejercicios marcan además el retorno de Rusia al mar Caribe, donde no realizaba maniobras desde el fin de la Guerra Fría, y podrían ser los primeros de una serie de ejercicios comunes que llevarían a la Marina venezolana al mar del norte, según fuentes de ambos países.

Según informaron fuentes militares a la AFP, los barcos zarparon del puerto de La Guaira, cercano a Caracas, a las cuatro de la madrugada del lunes y se dirigieron a un punto cuyas coordenadas no fueron divulgadas por razones de seguridad.

En este punto del mar Caribe, cuatro buques rusos y una decena de navíos venezolanos realizarán hasta el 3 de diciembre ejercicios de defensa antiaérea, patrullaje, seguimiento de buques así como operaciones de carácter antiterrorista y de lucha contra el tráfico de drogas.

"Esta serie de maniobras tiene como finalidad evaluar las habilidades y capacidades de las flotas de ambas naciones en acciones de defensa contra el terrorismo y narcotráfico", explicó el vicealmirante ruso Ivanovic Koloriov, a cargo de este destacamento de la flota Norte de la marina rusa.

En total, en Venezuela hay 1.600 efectivos militares rusos, a bordo del "Pedro el Grande", un impresionante crucero a propulsión nuclear, el destructor "Almirante Chabanenko", el remolcador "Nicolay Chiker" y el tanquero "Iván Bubnov".

Por parte venezolana, fueron movilizados 700 militares de la Marina y de la Aviación que pilotarán los Sukhoi recientemente comprados en Moscú.

"Esperamos que las próximas maniobras conjuntas entre Venezuela y Rusia se realicen en el Mar del Norte, en aguas rusas. Es una invitación oficial que hacemos a la Fuerza Armada venezolana para fortalecer la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico", aseguró Koloriov antes de iniciar estos ejercicios.

Al recibir a los barcos rusos, el vicealmirante Luis Morales Márquez, comandante naval de operaciones de Venezuela, también había subrayado que estas maniobras podrían ser un primer paso para que en el futuro la Marina venezolana viaje "a otras latitudes" a realizar nuevos ejercicios con Rusia.

Las actuales maniobras, bautizadas VenRus 2008, tuvieron una primera parte en puerto, que consistió en intercambio tecnológico y de información, que comenzó inmediatamente después de la llegada de la flota rusa a Venezuela, el 25 de noviembre.

Responsables de Estados Unidos consideraron que estos ejercicios militares "no modifican el equilibrio de poderes en América del Sur" y aseguraron que países como Venezuela pueden tener contactos militares con quien deseen.

En su visita a Caracas la semana pasada, el presidente ruso Dimitri Medvedev, que pasó revista a estos barcos junto a su homólogo venezolano Hugo Chávez, aseguró que la creciente relación militar con Venezuela y estas maniobras navales no eran una amenaza para nadie.

Entre 2005 y 2007, Moscú y Caracas firmaron contratos armamentísticos por un valor de 4.400 millones de dólares y han aumentado también su cooperación en los ámbitos energético, industrial y financiero.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!