jueves, 20 de agosto de 2009

Obispos católicos de EE.UU. piden levantar el bloqueo y un acercamiento a Cuba

Un grupo de obispos católicos de Estados Unidos pidió hoy en La Habana que termine el embargo impuesto a Cuba en 1962 y que haya un "acercamiento" del nuevo gobierno de Barack Obama al país, donde ven "una mejoría notable" de las relaciones Iglesia-Estado.

El obispo de Orlando (Florida), Thomas Wenski, dijo que los prelados católicos quieren "animar" al gobierno de Obama a que levante el bloqueo comercial y financiero y de "más libertad" a los viajes entre los dos países.

"Tanto la iglesia de Cuba como la de Estados Unidos queremos que haya cambios", agregó el obispo en una rueda de prensa.

Wenski recomendó promover "gestos que vayan alimentando la confianza de las dos partes", porque "en esta coyuntura hay oportunidades y hay que procurar que no se pierdan".

"Tenemos una relación histórica muy estrecha con este país", destacó a su vez el cardenal Sean O'Malley, obispo de Boston, que llegó el lunes a La Habana con Wenski y el obispo de San Antonio, Oscar Cantu.

"La iglesia de aquí y de allá queremos ser protagonistas de ese mayor acercamiento", dijo Wenski, quien afirmó que la administración de Obama "está revisando su política hacia Cuba" y que esa revisión "es bastante seria".

Sobre las relaciones de la iglesia católica y el gobierno cubano, O'Malley comentó que ha visitado Cuba durante 20 años y observa que ha habido "una mejoría notable", sobre todo tras la visita del Papa Juan Pablo II en 1998.

"Ahora vemos que la iglesia tiene más espacio. Queremos que eso se amplíe", apuntó.

Los obispos dijeron que aprovecharán su visita para conversar con autoridades del gobierno cubano como el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón.

Agregaron que sus principales objetivos son reunirse con representantes de la iglesia cubana y la agencia Cáritas, conocer cómo marcha la reconstrucción de los templos dañados por tres huracanes el año pasado y revisar el empleo de sus contribuciones para ello.

La conferencia episcopal estadounidense aportó más de un millón de dólares para la reparación de esas iglesias y la edificación de un nuevo seminario en las afueras de La Habana.

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!