martes, 29 de septiembre de 2009

Chávez y Gaddafi hablarán en nombre de muchas naciones pobres.


El presidente Hugo Chávez y el líder libio Moamar Gadafi suscribieron el lunes una declaración en la que rechazan el supuesto intento de países como Estados Unidos y Gran Bretaña de vincular el terrorismo con la lucha contra el colonialismo.

En la declaración, Venezuela y Libia manifestaron

"su rechazo al intento de vincular la legítima lucha de los pueblos por la libertad y la autodeterminación" con el terrorismo, y "reiteraron la importancia de contrarrestar el terrorismo en todas sus manifestaciones, incluido el terrorismo de Estado".

Asimismo se comprometieron a agilizar los proyectos de energía, de inversiones en el sector bancario, y de infraestructura básica.

Los mandatarios fueron alentados por cientos de sus seguidores, quienes portaban la bandera tricolor de Venezuela y la bandera de Libia, de color verde, el distintivo del islam.

En un emotivo discurso, Chávez elogió a Gadafi, comparándolo con el héroe de la independencia sudamericana, el prócer Simón Bolívar, y lo condecoró con la orden y el collar del Libertador. Asimismo le regaló una replica de una espada que perteneció a Bolívar.

"No estoy exagerando para nada, lo que es Simón Bolívar para nosotros... es Moamar Gadafi para el pueblo libio, es el Libertador de Libia", dijo Chávez, provocando una ruidosa ovación de sus seguidores en la turística isla de Margarita, al noreste de Caracas.

"Es un gran honor que he recibido", dijo Gadafi por medio de un interprete, y en respuesta le obsequió una montura completa con incrustaciones de plata que fue utilizada por guerreros libios.

Gadafi aseguró que entre los países de Africa, Asia y América del Sur se está

"construyendo un nuevo frente, el más grande del mundo", y sostuvo que eso es la "garantía de que vamos a vencer".

De igual forma arremetió contra las grandes potencias _nombrando entre ellas a Estados Unidos y a Gran Bretaña_ y afirmó que "tienen el Consejo de Seguridad (de las Naciones Unidas), pero son minoría". El gobernante hizo un llamado a "rechazar los vetos" de dicho Consejo.

"Tenemos que estar iguales en el Consejo de Seguridad", añadió. "No dan ninguna importancia a la Asamblea General... Ellos se creen que están encima de todas las naciones del mundo".

Gadafi también condenó la guerra en Afganistán y pronosticó una derrota para las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

"Ahora están librando guerras en Afganistan. Estamos totalmente contra el terrorismo, sin lugar a dudas", acotó. "¿Van a vencer en Afganistán? Es imposible, hasta el día del juicio final nunca vencerán".

"Ellos (las potencias) están fracasados, no quieren reconocer la nueva realidad", acotó.

Dirigiéndose a los asistentes les dijo "estamos en la misma trinchera contra un enemigo, y vamos a vencer".

Chávez y Gadafi están fortaleciendo sus relaciones y han encontrado un terreno común en sus esfuerzos para desafiar el "imperialismo" de los países ricos y hablar en nombre de muchas naciones pobres.

Antes de su encuentro en la sede de una universidad pública de la isla de Margarita, ambos gobernantes encabezaron el pasado fin de semana una cumbre de líderes sudamericanos y africanos, quienes se comprometieron a profundizar los vínculos entre sus continentes el ASA.

Chávez hizo incursiones diplomáticas en países africanos al tiempo que ofreció la ayuda de Venezuela en los proyectos energéticos, mineros y de asistencia financiera.

Gadafi, en su primera visita a América Latina, expresó que las dos regiones deberían unirse para ejercer más influencia y formar una alianza de defensa del Atlántico sur, como la OTAN, a la que llamó "OTAS".

Chávez, un ex teniente coronel del ejército, manifestó que Estados Unidos representa la mayor amenaza potencial de Venezuela, y ha planteado la idea de un bloque de defensa para el Atlántico sur, con otros países aliados.

Gadafi, quien ha gobernado Libia desde que tomó el poder en un golpe de Estado en 1969, ha buscado un perfil más alto a nivel internacional en los últimos años y actualmente es presidente de la Unión Africana.

El líder africano estuvo aislado por varias décadas, al ser acusado de financiar al terrorismo internacional.

Estados Unidos restableció relaciones con Libia en el 2006 después que Gadafi accedió a resolver el asunto del atentado de Lockerbie con un pago compensatorio a los familiares de las víctimas. Un libio fue el único condenado por la explosión del avión de la aerolínea Pan Am en 1988 sobre Lockerbie, Escocia, que provocó la muerte de 259 personas a bordo y 11 en tierra.

Además de que Gadafi cambió su actitud al rechazar el terrorismo y desmantelar su programa nuclear, en la última década ha sido notable la cooperación de su país en la lucha antiterrorista.


Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!