martes, 6 de octubre de 2009

El Estado colombiano deberá pagarles $2.500 millones a víctimas de masacre de Chengue, en enero de 2001


Juez de Sincelejo determinó que hubo omisión de la Fuerza Pública en los hechos.

En una nueva condena a la Nación por actos violentos de los antiguos paramilitares, el Juzgado Cuarto Administrativo del Circuito de Sincelejo acaba de ordenar al Estado el pago de 2.500 millones de pesos a 195 los familares de las 27 víctimas de la masacre.

La matanza de los paramilitares en esa jurisdicción de Ovejas (Sucre) ocurrió en la madrugada del 17 de enero del 2001. El dinero debe entregarse a 195 familiares de las víctimas.

El Juez que condenó a la Nación sustentó su fallo en que hubo omisión de la Fuerza Pública, particularmente de la Policía y la Infantería de Marina.

Otras condenas

Con el mismo argumento, el Estado colombiano ha sido condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por masacres como la de Mapiripán, La Rochela (Santander) y Pueblo Bello (Antioquia).

En el caso de Chengue, la justicia consideró que las autoridades no hicieron nada para proteger a la población aunque esta había advertido con seis meses de anticipación que las autodefensas del bloque 'Héroes de los Montes de María' habían anunciado que se tomarían el lugar.

Según el Juez, incluso se comprobó colaboración de integrantes de las Fuerzas Armadas para el ingreso y la salida de los paramilitares de Chengue.

Monumento a las víctimas

En la providencia se le ordenó a la Nación levantar un monumento en Chengue en memoria de los masacrados.

Lo ocurrido en esta población es considerado uno de los episodios más aterradores ejecutados por las autodefensas en Sucre.

Por lo menos 100 hombres, al mando de alias 'Rodrigo Cadena', ingresaron al corregimiento a las 4 de la madrugada del 17 de enero, y luego de reunir a toda la comunidad en el parque, fueron sacando, uno por uno, a los labriegos, para asesinarlos.

Cada uno recibió un golpe de mazo en la cabeza, según la información recogida por las autoridades.

Mientras tanto, otro grupo de paramilitares incendiaba 32 de las 75 humildes casas del pueblo sucreño.

Los 2.500 millones de pesos se distribuyeron de la siguiente manera: 80 personas recibirán 153 millones 542 mil 100 pesos, equivalentes a 309 salarios mínimos legales mensuales vigentes para la época de los hechos; otras 8 personas recibirán 103 millones 852 mil 100 pesos, que equivalen a 209 salarios mínimos, y las restantes 107 recibirán 128 millones 697 mil 100 pesos, que corresponden a 219 salarios mínimos legales vigentes al 2001.

LUZ VICTORIA MARTÍNEZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
SINCELEJO



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!