domingo, 1 de noviembre de 2009

La razón de Shannon

Después de más de 100 días transcurridos a partir del golpe de Estado en Honduras, después de más de 100 muertos y miles de desaparecidos, se presenta en Honduras Tom Shannon, en su carácter de secretario adjunto de USA para los Asuntos de América Latina.


Con una mirada fría en el rostro, puso al fin manos a la obra y presionó a Roberto Micheletti para que aceptara un trato llamado Tegucigalpa-SanJosé, según el cual, Manuel Zelaya, el depuesto presidente, recobraría su cargo y todo lo demás quedaría como antes de la asonada militar del 28 de Junio, "si el Congreso hondureño así lo aprueba", cosa en la que no está de acuerdo el Frente contra el Golpe de Estado, en representación de las masas que apoyan el derrocado Zelaya.


Poniendo a prueba la diplomacia adoptada por Obama: Diálogo y compromiso, el funcionario norteamericano amenazó con no reconocer los resultados de una elección presidencial en las actuales condiciones de Honduras, declarando persona no grata al elegido como presidente de la nación centroamericana.


Por otra parte están las sanciones internacionales de la U.E y USA, presionan económicamente al grupo de facto para llegar a un acuerdo con el Presidente Zelaya. Un país tan pequeño y pobre no se puede dar el lujo de permanecer prácticamente bloqueado ante el mundo. Sobre todo Honduras que cuenta con el 70 % de pobreza en su población.


Washington comprendió que una solución al conflicto después de las elecciones presidenciales en el hermano país, solo sería apoyada escasamente por países como Perú, Las Bahamas y otros que no tienen la importancia de Brasil y México, y que el bloque de Chávez fué en esa oportunidad al menos más fuerte que el de ellos en la ONU y en la OEA.

Inazio Lula de Silva, presidente de Brasil, estuvo en Washington en el mes de octubre y declaró que el gobierno de Brasil espera y exige la restitución de Zelaya en Tegucigalpa al tiempo que protestó por el tratamiento hostil de que estaba siendo objeto la embajada del Brasil . Esto parece haberse constituido en otro motor para que Shannon viajara a Honduras con Restrepo ( "si vas a ser embajador en mi país, comienza por solucionar esta crisis en la que está envuielta mi embajada en Honduras") y mediara en la solución al conflicto entre ambos sectores políticos.

Por lo tanto, USA decidió apretarle los tornillos a Micheletti y amenazarlo con el rechazo internacional a su gobierno golpista. "Creo que hemos oído mucho a Micheletti, pero no lo que los hondureños dicen de Micheletti" dijo Shannon cuando le increparon al respecto. Esto, refiriéndose a las multitudinarias marchas en apoyo a Zelaya y a la brutal represión que el Ejército hondureño y la policía ha ejercido sobre sus seguidores y promotores.



En otro orden de ideas: Shannon está a punto de convertirse en Embajador de USA en Brasil. Su nombramiento ha sido virtualmente paralizado gracias a que representantes de la bancada conservadora del Congreso de EE.UU. han retardado deliberadamente su nombramiento oficial.



Esta acción representa una represalia en contra a la posición de Obama en admitir que lo que había en Honduras era un golpe de Estado, al contrario de las señales que desde el partido republicano enviaban sus miembros, a través de discursos en el congreso y a través de la prensa derechista: CNN, Fox, Washigton Post, etc.


Las razones de Shannon tienen mucho que ver con su próximo nombramiento como embajador del Brasil y con las violaciones que sobre los derechos humanos y sobre la propia embajada del Brasil ha cometido el gobierno de Micheletti desde que se asió ilegalmente al poder en Junio de 2009 y desde la llegada clandestina de Zelaya a Tegucigalpa.


Por Irama Arias de Pool

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante. Exprésala!!!