sábado, 26 de febrero de 2011

¿Por qué en la AN ganan los brutos?


Como solía decir un personaje del gran Joselo, pa'mí que la culpa es de los medios (CLODOVALDO HERNÁNDEZ | EL UNIVERSAL viernes 11 de febrero de 2011 12:00 AM)


Quién es el culpable de que los diputados opositores, supuesta flor y nata de la inteligencia y presuntamente casi todos bilingües y con posgrado, vayan por lana y salgan trasquilados de la interpelación de unos ministros que -también supuesta y presuntamente- son obtusos, ignorantes y necios? Pa'mi, como solía decir un personaje del gran Joselo, pa'mí que la culpa es de los medios.


Me explico: los medios han malcriado al liderazgo político opositor. A ciertos personajes impresentables y opacos les han hecho creer que, en realidad, son unas luminarias simpáticas; a unos mocosos que todavía no saben amarrarse los zapatos (políticamente, digamos) los han inducido a considerarse unos tribunos jovitovillalbescos; a ciertas doñitas fashion las han ensalzado con adjetivos tan rimbombantes que cuando se miran al espejo ven herederas tropicales de Margaret Thatcher.


En fin, han creado un mundo artificial en sus sets de entrevistas y estos tipos y estas tipas han terminado por creer que la AN es una sucursal de Globovisión. Muchos de los neodiputados opositores llegaron al hemiciclo pensando que resultaría tan fácil brillar allí como lo era en sus propios programas de radio o TV, o en esos espacios patéticos donde los moderadores están de tu parte y te lanzan suavecito para que montes un festival del jonrón.


Es un problema de realización de expectativas, diría un tecnócrata. Imbuidos en tantos años de telepolítica, luego de protagonizar tantos pseudoacontecimientos planificados en agencias de publicidad, ahora no se hallan a sí mismos en la arena de la política real, con acontecimientos de verdad verdad.

Los medios han asegurado con gran convicción que en la fracción opositora abunda la gente calificada, estudiosa, brillante, mientras en la bancada gubernamental pululan aplaudidores dominicales, saurios decrépitos, jovencitos chupamedias y mujeres oportunistas.


Con semejante cuadro, los opositores, naturalmente, se confiaron, dijeron que ese pan ya estaba comido. Se imaginaron sesiones bochornosamente desiguales, unos tigres peleando, literalmente, contra unos burros. Por eso cunde el desconcierto en estos primeros tramos de la carrera. Los militantes opositores se preguntan: ¿Por qué están ganando los brutos, los ignorantes, los tapados? ¿Por qué estamos perdiendo nosotros, la gente pensante de este país?


"El problema de los diputados opositores es que no han entendido todavía que esta es la política, no un episodio de Laura de América, acá no hay libreto", dice la chismosa parlamentaria de la IV y de la V, Elba Quiroz. "En este reality show no siempre se gana dando gritos ni lanzando pescozadas". Tributo al reportero Jesús Romero Anselmi. clodoher@yahoo.com


http://opinion.eluniversal.com/2011/02/11/opi_art_por-que-en-la-an-ga_2180244.shtml


jueves, 24 de febrero de 2011

El plan de la OTAN es ocupar Libia

El petróleo se convirtió en la principal riqueza en manos de las grandes transnacionales yankis; a través de esa fuente de energía dispusieron de un instrumento que acrecentó considerablemente su poder político en el mundo. Fue su principal arma cuando decidieron liquidar fácilmente a la Revolución Cubana tan pronto se promulgaron las primeras leyes justas y soberanas en nuestra Patria: privarla de petróleo.

Sobre esa fuente de energía se desarrolló la civilización actual.Venezuela fue la nación de este hemisferio que mayor precio pagó.Estados Unidos se hizo dueño de los enormes yacimientos con que la naturaleza dotó a ese hermano país.

Al finalizar la última Guerra Mundial comenzó a extraer de los yacimientos de Irán, así como de los de Arabia Saudita, Iraq y los países árabes situados alrededor de ellos, mayores cantidades de petróleo. Estos pasaron a ser los principales suministradores. El consumo mundial se elevó progresivamente a la fabulosa cifra de aproximadamente 80 millones de barriles diarios, incluidos los que se extraen en el territorio de Estados Unidos, a los que ulteriormente se sumaron el gas, la energía hidráulica y la nuclear. Hasta inicios del siglo XX el carbón había sido la fuente fundamental de energía que hizo posible el desarrollo industrial, antes de que se produjeran miles de millones de automóviles y motores consumidores de combustible líquido.

El derroche del petróleo y el gas está asociado a una de las mayores tragedias, no resuelta en absoluto, que sufre la humanidad: el cambio climático.

Cuando nuestra Revolución surgió, Argelia, Libia y Egipto no eran todavía productores de petróleo, y gran parte de las cuantiosas reservas de Arabia Saudita, Iraq, Irán y los Emiratos Árabes Unidos estaban por descubrirse.

En diciembre de 1951, Libia se convierte en el primer país africano en alcanzar su independencia después de la Segunda Guerra Mundial, en la que su territorio fue escenario de importantes combates entre tropas alemanas y del Reino Unido, que dieron fama a los generales Erwin Rommel y Bernard L. Montgomery.

El 95 % de su territorio es totalmente desértico. La tecnología permitió descubrir importantes yacimientos de petróleo ligero de excelente calidad que hoy alcanzan un millón 800 mil barriles diarios y abundantes depósitos de gas natural. Tal riqueza le permitió alcanzar una perspectiva de vida que alcanza casi los 75 años, y el más alto ingreso per cápita de África. Su riguroso desierto está ubicado sobre un enorme lago de agua fósil, equivalente a más de tres veces la superficie de Cuba, lo cual le ha hecho posible construir una amplia red de conductoras de agua dulce que se extiende por todo el país.

Libia, que tenía un millón de habitantes al alcanzar su independencia, cuenta hoy con algo más de 6 millones.

La Revolución Libia tuvo lugar en el mes de septiembre del año 1969. Su principal dirigente fue Muammar al-Gaddafi, militar de origen beduino, quien en su más temprana juventud se inspiró en las ideas del líder egipcio Gamal Abdel Nasser. Sin duda que muchas de sus decisiones están asociadas a los cambios que se produjeron cuando, al igual que en Egipto, una monarquía débil y corrupta fue derrocada en Libia.

Los habitantes de ese país tienen milenarias tradiciones guerreras. Se dice que los antiguos libios formaron parte del ejército de Aníbal cuando estuvo a punto de liquidar a la Antigua Roma con la fuerza que cruzó los Alpes.

Se podrá estar o no de acuerdo con el Gaddafi. El mundo ha sido invadido con todo tipo de noticias, empleando especialmente los medios masivos de información. Habrá que esperar el tiempo necesario para conocer con rigor cuánto hay de verdad o mentira, o una mezcla de hechos de todo tipo que, en medio del caos, se produjeron en Libia. Lo que para mí es absolutamente evidente es que al Gobierno de Estados Unidos no le preocupa en absoluto la paz en Libia, y no vacilará en dar a la OTAN la orden de invadir ese rico país, tal vez en cuestión de horas o muy breves días.

Los que con pérfidas intenciones inventaron la mentira de que Gaddafi se dirigía a Venezuela, igual que lo hicieron en la tarde de ayer domingo 20 de febrero, recibieron hoy una digna respuesta del Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando expresó textualmente que hacía “votos porque el pueblo libio encuentre, en
ejercicio de su soberanía, una solución pacífica a sus dificultades, que preserve la integridad del pueblo y la nación Libia, sin la injerencia del imperialismo…”

Por mi parte, no imagino al dirigente libio abandonando el país, eludiendo las responsabilidades que se le imputan, sean o no falsas en parte o en su totalidad.

Una persona honesta estará siempre contra cualquier injusticia que se cometa con cualquier pueblo del mundo, y la peor de ellas, en este instante, sería guardar silencio ante el crimen que la OTAN se prepara a cometer contra el pueblo libio.

A la jefatura de esa organización belicista le urge hacerlo. ¡Hay que denunciarlo!

Fidel Castro Ruz

Febrero 21 de 2011

10 y 14 p.m.

lunes, 7 de febrero de 2011

Lo que los EE.UU pierde si se va Mubarack


La revuelta que parece tener fatalmente socavado las perspectivas del presidente Hosni Mubarak para permanecer en el poder es un asunto interno - Los egipcios han salido a las calles para exigir cambios a causa de la desesperación económica y la tiranía política, no estrecha relación del régimen con Israel y los EE.UU. Sin embargo, tener tolerado y alentado gobierno de Mubarak represivas durante tres décadas, precisamente por su utilidad para la estrategia de EE.UU. en asuntos que van desde Israel a Irán, Washington podría ser privado de un aliado clave árabe con su caída del poder.

"Los dolores de parto de un nuevo Oriente Medio" fue entonces de Estado, Condoleezza Rice, secretaria de la descripción de las bombas cayendo sobre Beirut en 2006, como Israel y Hezbollah intercambiaron golpes en una guerra inconclusa, pero sus palabras son las que describen las convulsiones actualmente sacudiendo Egipto. la visión de arroz de una alianza de árabes y autócratas israelíes aplastamiento Irán, Siria, Hamas y Hezbollah demostró ser una quimera, pero la expulsión de Mubarak podría cambiar el orden regional de maneras muy en desacuerdo con esa visión.

(Vea cómo los egipcios punto de vista del presidente Obama durante su tiempo de agitación.)
La situación en Egipto sigue siendo peligrosamente fluido, su resultado sigue siendo difícil de predecir. Pero incluso si la duración y los términos de la inevitable transición no se conocen, cinco días de manifestaciones callejeras dramáticos efectivamente llamada regla de tiempo en el hombre fuerte de 30 años. Incluso la administración de Obama parece estar distanciándose de un líder que Washington siempre ha considerado como un pilar de la estabilidad regional. La Casa Blanca se abstuvo de exigir que Mubarak dimitir, pero ha pedido "una transición ordenada" a "un gobierno democrático participativo", y para financiada por Estados Unidos de Egipto fuerzas de seguridad a que se abstengan de la violencia contra los manifestantes. Prestando atención a las llamadas efectivamente Mubarak consignar al olvido político. Y aunque trató de luchar contra su manera de salir de la crisis, la capacidad del autócrata de servir como un bastión de estabilidad sería fatalmente comprometida. En el espacio de menos de una semana, un pilar central de la estrategia regional de EE.UU. se ha convertido en un gobernante insostenible.

El hombre más probable para sustituir a Mubarak si el proceso político se lanza miradas abiertas a Mohamed ElBaradei, Nobel de la Paz, ganador del Premio ex inspector nuclear y que haya sido ratificado como candidato a la presidencia por los partidos más pequeños secular del país y, sobre todo, por los musulmanes Hermandad, el mayor partido de oposición de Egipto. ElBaradei es un demócrata moderado y una, pero no comparte la alergia de Washington a los partidos islamistas y ha cuestionado públicamente la estrategia de la Administración de Obama sobre el programa nuclear de Irán.

Curiosamente, años antes de la actual crisis, Washington le advirtió que podía esperar una transición difícil después de Mubarak, aunque su sucesión se manejan dentro del régimen. "El que el próximo presidente de Egipto, que inevitablemente será políticamente más débil que Mubarak", dice un muy clarividente mayo 2007 cable de la embajada de EE.UU. en El Cairo que fue lanzado el año pasado por Wikileaks. "Entre sus primeras prioridades será la de consolidar su posición y aumentar el apoyo popular. Así pues, podemos anticipar que el nuevo presidente puede sonar un tono anti-estadounidense en su primer discurso público en un esfuerzo por demostrar su buena fe nacionalista a la calle egipcia. "
(Ver video de EL TIEMPO "Plaza Tahrir: Epicentro de El Cairo protestas. The)

El cable también advierte de que cualquier nuevo presidente tendrá que reforzar su apoyo a la conciliación con la proscrita Hermandad Musulmana. Si todo esto era cierto por lo que se esperaba entonces que la transición de la casa, puede ser incluso más ahora que la ciudadanía ha exigido una voz en el asunto. No es que la rebelión está siendo impulsado por el anti-americanismo o sentimientos radicales islamistas, es una protesta por las necesidades de los egipcios "económico y político. Los EE.UU. es visto con hostilidad entre los manifestantes, ante todo, por su apoyo desde hace mucho tiempo por un régimen tiránico.

La Hermandad Musulmana puede estar en el "radical" de la columna de esquema de arroz, pero la democracia de Egipto, el movimiento no se ve el partido de esa manera. "La Hermandad Musulmana no tiene nada que ver con el movimiento iraní, no tiene nada que ver con el extremismo, como hemos visto en Afganistán y otros lugares", dijo ElBaradei el fin de semana. Llamó a la Hermandad un grupo conservador que favorece la democracia laica y los derechos humanos y dijo que como parte integrante de la sociedad egipcia, tendría un lugar en cualquier proceso político incluyente.

(Ver "¿Existe una solución ElBaradei?")

Israel ha mirado horrorizado como su aliado más importante en la región cae - con los EE.UU. haciendo muy poco para salvarlo. El domingo, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu llegó a Washington y las capitales europeas para instar a la facilidad de descuento en la crítica del líder egipcio, cuyo derrocamiento traería inestabilidad a la región en general. Es muy poco probable que cualquier gobierno egipcio nuevo ir a la guerra con Israel, pero una administración más sensible a sus propios ciudadanos que Mubarak sería casi las relaciones ciertamente atractivas. papel de Mubarak como el go-to tipo cuando los EE.UU. e Israel quieren presionar a los palestinos en las nuevas conversaciones, por ejemplo, es poco probable que se repitió por un sucesor. Tampoco Israel puede confiar en que continúe la cooperación de Egipto en la imposición de un bloqueo económico sobre Gaza, cuyo objetivo es derrocar a los gobernantes de Hamas en el territorio.

Si Israel está alarmado, por lo que es el presidente palestino, Mahmoud Abbas, quien el sábado telefoneó a Mubarak para expresar su solidaridad y cuyas fuerzas de seguridad bloquearon las manifestaciones en apoyo de las protestas de Egipto. Mubarak ha sido una importante fuente de cobertura política a Abbas en su trato con Israel y los EE.UU., y ha mantenido la presión sobre Hamas en Gaza. Y el líder palestino, que preside una administración menos-que-democrática, no puede ser encantado con el ejemplo de los egipcios a los palestinos de la potencia de protesta de masas.

Ninguno de los moderados autócratas la región puede ser muy tranquilos por la Administración percibe la voluntad de Obama el para decirle adiós a un autócrata egipcio cuyos 30 años de servicio a los programas regionales de EE.UU. había gente como el vicepresidente Joe Biden la semana pasada reiterando la importancia de la contribución de Mubarak había sido .
(Opina sobre esta historia.)

Siria e Irán, por supuesto, están celebrando las tribulaciones de uno de los más feroces sus antagonistas árabe - incluso si el tipo de rebelión popular que ha sacudido a Mubarak podría en algún momento llegan a las calles de Damasco y Teherán. De hecho, la rebelión egipcia puede presentarse como la negación definitiva de la Administración de Bush "moderados frente a los radicales" para la región: el derrocamiento de Mubarak podría ser una pérdida para el campo moderado, pero no necesariamente se traducirá en una ganancia para los radicales . Por el contrario, las marcas de una reafirmación de un público árabe que buscan hacerse cargo de sus propios asuntos, en lugar de tener que determinar por el poder de las luchas internacionales.

Incluso que, sin embargo, sugiere tiempos turbulentos por delante de American políticas para Medio Oriente que tienen poco apoyo en las calles de Egipto.