jueves, 23 de junio de 2011

Las bombas no acortan las guerras, las prolongan

El supuesto propósito de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aprobada el 17 de marzo, era tratar de proteger a civiles libios contra violentos ataques de ambas partes. En las manos ávidas de la OTAN, halagadas indulgentemente por una cobertura acrítica de la prensa occidental, la resolución fue rápidamente transformada en un intento explícito de destruir el régimen de Gadafi, específicamente para asesinar a Gadafi, mediante misiles o por bombardeo, con equipos basados en tierra de asesinos de las Fuerzas Especiales indudablemente desplegados en el desierto, con la misma tarea.

La OTAN dice que ha realizado más de 10.000 ataques aéreos sobre Libia desde que comenzaron las operaciones. Eso incluye 3.794 incursiones de bombardeo de “ataque” en todo el país. En los ataques más serios hasta ahora, concentrados en Trípoli, la OTAN lanzó 157 misiones de ataque el martes, más del triple del promedio diario anterior.

En los hechos, la OTAN realizó unos 5.000 ataques aéreos durante los primeros treinta días. Desde entonces, casi dos meses después, han hecho otros 5.000, de modo que en realidad, a pesar de todas las proclamas sobre la intensificación de la campaña, el ritmo de las operaciones ha ido disminuyendo con el pasar del tiempo lo que –como señala un observador experimentado– “no es una sorpresa, considerando lo que sabemos sobre la preparación, los inventarios de repuestos, y la capacidad de acelerar la producción de repuestos”.

Pierre Sprey, miembro del equipo de diseño que produjo el F-16 y el A-10 señala mordazmente que: “las picaduras de pulga infligidas al ejército de Gadafi por los esfuerzos de toda la armada aérea de la OTAN son una maravillosa demostración de los frutos de nuestro predominante principio estratégico de persistir en el Desarme Unilateral al Máximo Coste”.

Sprey sigue diciendo: “Libia también suministra una verificación empírica del componente más costoso del Principio de Desarme Unilateral al Máximo Coste: el bombardeo del país enemigo prolonga cada guerra en la cual se intenta. No ha habido excepciones documentadas en los cien años desde el heroico bombardeo de un oasis libio en 1911 por el sottotenente Giulio Gavotti*. Evidentemente, el bombardeo igualmente heroico de Trípoli en 2011 no constituye una excepción.”

Es obvio que a pesar de las homéricas apologías de periodistas occidentales sobre su empeño y destreza, los rebeldes basados en Bengasi son una gentuza ineficiente, cuya actividad primordial es quejarse de que la OTAN no libra la guerra con la dureza suficiente por su cuenta. Gadafi enfrenta a los bombarderos de pacotilla de la OTAN que actúan sin mandato legal, sin que haya apenas un murmullo de crítica en la prensa occidental, sobre la absurda afirmación de que operan dentro de los términos de Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Los rebeldes no han podido realizar ninguna acción militar efectiva.

El 6 de junio el Grupo Internacional de Crisis (ICG) independiente, compuesto de expertos regionales bien informados y ex diplomáticos, publicó un informe “Making Sense of Libya” [Entendiendo Libia]. Señala abiertamente que la OTAN está dedicada al “cambio de régimen” y critica enérgicamente la negativa de la OTAN de responder a los llamados al cese al fuego y a la negociación, una posición que según el ICG garantizará una prolongación del conflicto, y de las tribulaciones de todos los libios.

El ICG pasa luego a encarar el tópico de los supuestos “crímenes contra la humanidad” de Gadafi, incluido el genocidio. Hay que recordar que las resoluciones relevantes de la ONU que llevaron a los actuales ataques de la OTAN fueron aprobadas apresuradamente por el Consejo de Seguridad impulsadas por la intensa retórica sobre la “masacre de su propio pueblo” por Gadafi, y sus “crímenes contra la humanidad”, incluido el genocidio. Las afirmaciones difusas y en su mayoría vagas estaban generalmente salpicadas de frases como “según se informa”.

Respecto al tema de los supuestos crímenes de guerra el Grupo Internacional de Crisis señala violaciones masivas por milicias gubernamentales, pero declara al mismo tiempo que:

gran parte de la cobertura de los medios occidentales ha sido presentada desde el principio como una visión muy unilateral de los eventos, mostrando al movimiento de protesta como enteramente pacífico, sugiriendo repetidamente que las fuerzas de seguridad del régimen estaban misteriosamente masacrando a manifestantes desarmados que no representaban un desafío real a la seguridad. Esta versión parece ignorar la evidencia de que el movimiento de protesta mostró desde el principio un aspecto violento… existe también evidencia de que, como lo afirmó el régimen, las manifestaciones estuvieron infiltradas por elementos violentos. De la misma manera, existen motivos para cuestionar los informes más sensacionalistas de que el régimen estaba utilizando su fuerza aérea para masacrar manifestantes, menos aún involucrarse en algo que justifique remotamente el uso del término ‘genocidio’.

En este contexto, ya que el historial de maleabilidad de la Corte Penal Internacional ante los requerimientos de la OTAN se acerca a una sumisión cercana al 100%, se puede considerar con un cinismo razonable la sincronización de su publicación de acusaciones contra las milicias de Gadafi, sobre violaciones masivas ayudadas por Viagra, inmediatamente después de los ataques de bombardeo de la OTAN contra Trípoli del martes. Respecto al tema de sistemáticas violaciones masivas, Amnistía Internacional dijo el jueves que sus investigadores en Libia oriental, Misrata y los campos de refugiados a lo largo de la frontera tunecina “no han descubierto hasta la fecha evidencia concreta para apoyar esa afirmación”.

Dentro de cien años, la intervención en Libia de la ONU y la OTAN será vista como un robo relámpago al viejo estilo colonial. Todavía podría haber un párrafo o dos sobre el colapso de la izquierda estadounidense al no organizar ninguna manifestación poderosa de protesta.

* Agrego en este lugar una nota al pie de Sprey: “Historiadores aficionados y eruditos de los think tanks adoran citar Hiroshima como la primera y obvia excepción. Lejos de ser una excepción, el bombardeo nuclear de Japón confirma en realidad que los bombardeos prolongan las guerras. Los antecedentes históricos muestran, fuera de toda duda, que Truman y Byrnes retardaron deliberadamente por lo menos un mes la aceptación de la urgente oferta de rendición de Japón (y de la Conferencia de la Paz de Potsdam) para estar seguros de que la guerra no terminaría antes de que EE.UU. hubiera impresionado al mundo (y sobre todo a los rusos) con el poder de una bomba nuclear lanzada sobre civiles japoneses. Miles de soldados, marineros y aviadores estadounidenses murieron innecesariamente debido a ese disparate estúpido – y profundamente inmoral.”

Alexander Cockburn
CounterPunch

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Andrew Cockburn escribe sobre temas de seguridad nacional y otros relacionados. Su libro más reciente es: “Rumsfeld: His Rise, Fall and Catastrophic Legacy” Es coproductor de “American Casino,” el largometraje documental sobre el actual colapso financiero.

jueves, 16 de junio de 2011

Según un nuevo informe, EE.UU. alentó la venta de armas a cárteles de la droga: el 70% de las armas incautadas en México procede de EE.UU.


Alrededor del 70 por ciento de las armas incautadas en México entre 2009 y 2010 venía de Estados Unidos, según un nuevo informe elaborado por tres senadores estadounidenses. El informe concluye que los cárteles mexicanos de la droga se están armando con armas estadounidenses de tipo militar e insiste en que se refuercen las normas estadounidenses para detener el flujo de armas hacia México.

Esto se produce en un momento en que los legisladores están analizando en sesiones un plan del gobierno anteriormente secreto que alentaba a las armerías estadounidenses a que vendieran miles de armas a intermediarios de cárteles mexicanos de la droga.

La operación, llamada "Fast and Furious", se centraba en el uso de intermediarios para llegar a figuras de alto nivel en las organizaciones delictivas mexicanas y estaba dirigida por el Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego estadounidense. La misma ha sido objeto de graves críticas ya que cientos de las armas vendidas a los cárteles se encontraron más tarde en escenas de delitos en ambos países, incluidas dos en el lugar donde fue asesinado un agente fronterizo estadounidense. Hablamos con David Heath, del Centro para la Integridad Pública. Fuente

Mientras tanto desde "El Blog del Narco" nos llegan estas informaciones, consecuencia inequívoca del tráfico indebido de armas que ha introducido en México el departamento de tabaco y alcohol de USA:

Como se puede observar, los crímenes de lesa humanidad en nuestro hermano país, no cesan y aumentan las masacres, secuestros y violaciones de los derechos humanos. Todo esto es plenamente permitido por el gobierno de los Estados Unidos, que espera pacientemente a que sean "llamados para traer la paz" como han hecho en Irak, Afganistan, Pakistan, Libia... Es ahí cuando los marines entrarán en el juego; ya han estado varias veces apostados en la frontera y desde este año, han introducido los aviones depredators, no tripulados, que al igual que en Pakistan disparan contra lo que se mueva en las fronteras.

Y para justificar las matanzas ante los niños, los acostumbran a estos hechos, mediante juegos cibernéticos como "Border Patrols", por ejemplo, que premia al jugador que le saque el cerebro de la cabeza a un inmigrante descuidado...

Si, el Premio Nobel de la Paz es un fiasco mayúsculo, sus acciones son un insulto a la inteligencia del ciudadano a nivel mundial y ya no puede disimular su falta de popularidad si no es visitando solo 3 países de Latinoamérica, para enterarse de que Dilma Roussef considera más valiosa la Integración Latinoamericana que las relaciones con un país que después de que le vende los aviones a Brasil, bloquea negligentemente la venta de los repuestos al año siguiente; para darse cuenta de que aquí en Sur América no queremos sus trangénicos, su TLC, su hipocresía, su bizarra visión de paz mundial...

La discriminación llega a su punto extremo con esta nueva ley que los republicanos pretenden llevar a ejecución:

AUSTIN, Texas (Agencias).— Gracias al aval de los republicanos, el Senado de Texas aprobó ayer una iniciativa bajo la cual la policía estatal podría tener mayores facultades para pedirle a las personas que se detengan para verificar su estatus de ciudadanía, a pesar del enojo y emotivas expresiones de los demócratas, que la calificaron como una invitación abierta para acosar latinos.

La votación, con 19 a favor y 12 en contra, realizada poco después de medianoche y después de casi ocho horas de debate, envió la iniciativa a la Cámara de Representantes, donde se espera que una amplia mayoría republicana también la apruebe.

Muchas oficinas de seguridad de Texas disuaden a sus oficiales de retener a las personas detenidas por cualquier motivo, desde cuestiones relacionadas con el tráfico, hasta investigaciones criminales serias, para verificar si están legalmente en el país.

La medida impulsada por el gobernador republicano Rick Perry y legisladores de su partido prohíbe a las agencias y gobiernos locales adoptar ese tipo de políticas para sus oficiales y subalternos. Las dependencias que lo hagan recibirán menos subvenciones por parte del estado. Pero los demócratas expresaron su inconformidad

. “Esta iniciativa es un abierto hostigamiento contra los latinos”
dijo el senador Mario Gallegos, demócrata por Houston.

“Este proyecto es el más racista, el que afecta más a los latinos y más antiinmigrante que he visto”, añadió.

A los críticos, incluyendo autoridades judiciales en Austin, El Paso, Fort Worth, Houston y San Antonio, les preocupa que las llamadas ciudades santuario sean utilizadas por policías deshonestos para acosar latinos y provocar la desconfianza hacia la policía en las comunidades de inmigrantes. Fuente

Y.C.A. de P.

sábado, 11 de junio de 2011

Mirada crítica sobre los medios peruanos durante la campaña electoral


Para quienes no habían vivido el final del régimen de Alberto Fujimori con respecto a los medios de comunicación, lo que se observa en estos días no puede ser más ilustrativo. Un claro ejemplo de lo que no debe ser la comunicación en una sociedad. Actuación que viene mereciendo repudio en medios y periodistas internacionales. Tema que fue analizado en detalle en el Conversatorio organizado por el Postgrado de Letras de la UNMSM.

Uniformidad en el apoyo a una candidatura, impresionante desequilibrio informativo, omisiones, desinformación y faltas a la verdad; ausencia de balance en los espacios de opinión; entrevistadores en los medios audiovisuales de penosa actuación, gruesa manipulación de las noticias, etc. ha sido la constante en el comportamiento de los medios de comunicación durante el proceso electoral peruano 2011 que será recordado como el que revivió las circunstancias vividas durante el final de los años 90′ e inicios de del 2000.

Los grandes medios de comunicación, organizados en poderosas corporaciones – que incluye diarios, emisoras de radio, canales de TV, portales Internet, etc.- se han convertido en estos días en grandes protagonistas, actores políticos en competencia y en desembozada parcialidad respecto a una candidatura. Fenómeno que no es del todo nuevo pero ahora intensificado por la debilidad de las organizaciones políticas y el enorme poder económico que sustenta la compleja y costosa tecnología.

En este contexto, uno de los temas preocupante es la difícil situación que vienen enfrentando los comunicadores, en su condición de trabajadores, frente a los grupos empresariales. Una permanente tensión entre los deberes y derechos del profesional y el accionar de las empresas decididas a beneficiar sin pudor a una candidatura. Apoyo puesto de manifiesto tanto en los espacios de opinión, lo que es natural y legítimo, sino en la elección de las informaciones y su tratamiento.

Periodistas despedidos de canales de televisión y emisoras radiales; periodistas amenazados; resurgimiento de operativos psicosociales (como el denunciado Plan Sábana para la destrucción mediática del candidato del partido Gana Perú) conforman un panorama grave que amenaza la libertad de expresión y el derecho ciudadano a informaciones plurales y de calidad. En la actual coyuntura es clamorosa la falta de presencia del Jurado Nacional de Elecciones.

Tomado de Habla SoniaLuz